wrapper

Reducción en el consumo de recursos como agua y energía, además de un mayor nivel de comodidad para las familias, son algunas de las ventajas que ofrece este tipo de edificación.

L

a Certificación Edificio Sustentable (CES) es un sistema nacional que permite evaluar, calificar y certificar el comportamiento ambiental de edificios de uso público en Chile, tanto nuevos como existentes, sin diferenciar administración o propiedad pública o privada.

Esta herramienta fue desarrollada por el Instituto de la Construcción en conjunto con el apoyo y participación de 13 instituciones públicas y privadas, y cuyo objetivo es incentivar el diseño y la construcción de edificios con criterios de sustentabilidad, estimulando así, al mercado para la valorización de este tipo de edificación.

CES cuenta con el respaldo del Ministerio de Obras Públicas, la Cámara Chilena de la Construcción, el Colegio de Arquitectos de Chile y el propio IC, que actúa como entidad administradora.

En esta oportunidad, conversamos con Norman Goijberg, presidente Comité Directivo de CES, y Hernán Madrid, jefe de la Certificación CES.


¿Qué avances ha tenido Chile en términos de eficiencia energética y construcción sustentable?

NG: Al margen de las medidas y políticas generales del Estado sobre eficiencia energética (como la eliminación de ampolletas incandescente, etc.), respecto a la edificación propiamente tal, está la “Calificación Energética para Viviendas”, creada y que promueve el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, a lo que se suma la nueva etapa de la reglamentación térmica para viviendas a aplicarse a partir del 2018.

Por otra parte, hemos creado la “Certificación Edificio Sustentable – CES” a partir de un convenio firmado el 1° de Julio de 2014 por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el Ministerio de Obras Públicas (MOP), el Colegio de Arquitectos y el Instituto de la Construcción.

HM: Además, en CORFO existe el programa Construye 2025, que se orienta a la articulación de iniciativas en temas de Productividad y Construcción Sustentable, si bien el énfasis de este año ha sido productividad (año de la productividad proclamado por el gobierno), se espera que en el corto plazo comiencen las iniciativas asociadas a construcción sustentable.

Por último, el MINVU está trabajando en una segunda versión del Código de Construcción Sustentable, que se aplicará a viviendas. Aún no está totalmente definido si será reglamentario o voluntario.


¿Qué es el CES y qué requisitos exige en las edificaciones?

NG: Es un sistema nacional que permite evaluar, calificar y certificar el comportamiento ambiental de edificios de uso público, tanto nuevos como existentes, sin diferenciar administración o propiedad pública o privada.

Para certificarse, se debe cumplir con 15 requerimientos obligatorios y obtener un mínimo de 30 puntos en base a requerimientos voluntarios. Los aspectos de un edificio que se abordan son:

Encargo y anteproyecto, proyecto de arquitectura, proyecto de instalaciones, construcción, operación y mantención. Se da una ponderación de 65,5% al “diseño arquitectónico pasivo” (como calidad del ambiente interior pasivo, demanda de energía y la envolvente del edificio, demanda de aguay separación de residuos) y un 34,5% al “diseño de sistemas activos” (como calidad del ambiente interior activo, consumo eficiente y generación de energía, consumo de agua).


¿Chile cuenta con la venta de materiales y productos ad hoc para este tipo de construcciones?, ¿cómo se encuentra el mercado con etiquetas medioambientales en esta materia?

HM: El mercado de materiales y productos para la construcción que incorporan (o informan) características de sustentabilidad se encuentra aún en desarrollo, existiendo algunos que han realizado una declaración de sus impactos ambientales.

Las etiquetas medioambientales fundamentalmente se orientan a lo que se conoce como Declaración Ambiental de Productos, DAP. Las DAP entregan información de las emisiones e impactos ambientales que tienen los diferentes materiales o productos basados en una metodología comparable y con una evaluación de tercera parte. En el país actualmente existen dos programas para realizar DAP, el primero en formarse fue DAPCo operado por IDIEM de la Universidad de Chile, y el segundo es International EPD system hub latinoamerica, representado en Chile por Addere y el Chile GBC.


¿Se considera a las construcciones sostenibles y ecológicas un atributo de competitividad en el mercado?

NG: El objetivo final de una certificación de calidad ambiental de las edificaciones es educar a la demanda, es decir, que el comprador o usuario de una propiedad pueda apreciar los beneficios que recibe, como mejor calidad de vida (por el ambiente interior), por reducción de los gastos de energía y agua, pudiendo diferenciar entre una propiedad que tiene atributos de sustentabilidad frente a otra que no los tiene.

Y más allá de los beneficios directos, contribuyendo a la sustentabilidad del planeta, utilizando materiales y energías renovables, a la reducción de la contaminación ambiental, y al efecto invernadero.

En los países desarrollados estos conceptos se han masificado y ya existe la demanda, y aunque las certificaciones de sustentabilidad de las edificaciones no es obligatoria, si se ha masificado la demanda y por lo tanto la oferta de las construcciones sustentables.

En Chile todavía no hemos llegado a este nivel en la demanda. En el sector público se ha incorporado la exigencia de certificación CES a los proyectos que desarrollan la Dirección de Arquitectura y la Dirección de Aeropuertos del MOP, en el Ministerio de Educación, Ministerio de Salud y el Instituto Nacional del Deporte.


Si las construcciones sustentables tienen beneficios medioambientales, económicos, sociales y además, mejora el rendimiento y la calidad de vida de las personas. Entonces, ¿qué sucede en Chile? ¿Qué falta para que Chile logre posicionarse en Latinoamérica como un país sustentable, de la talla de Singapur, Francia, España, Holanda?, ¿existe escasez de profesionales en esta materia, políticas nuevas u otro motivo?

NG: Como en todo orden de cosas, todo toma tiempo: la difusión e información de los beneficios a corto y largo plazo para los usuarios, el cambio de actitud de las personas y empresas (siempre lo hemos hecho así). Hay situaciones diferentes y necesidades más apremiantes en otros países, como el caso de Singapur mencionado, que carece de recursos naturales. Los países del mundo desarrollado, con altos niveles de contaminación y reducción de sus recursos naturales no renovables, han establecido políticas dirigidas a remediar o paliar estos problemas. Han creado múltiples subsidios, que hoy están afectando a sus economías. No hay soluciones fáciles.

En Chile hemos progresado mucho en las últimas décadas; anteriormente estuvimos enfrentados a dar techo a las poblaciones marginales, mientras hoy ya estamos empezando a incorporar los conceptos de calidad y sustentabilidad.


Existen varios países que han logrado construir edificios inteligentes capaces de absorber la polución, tales como el Hospital Manuel Gea González en México, el Palazzo Italia en Milán, o el sistema de carreteras de Holanda. ¿Es posible replicar estos modelos en Chile y por qué no se ha hecho?

NG: Hay ejemplos en el mundo y también tenemos algunos en Chile: las viviendas del Condominio Frankfurt de la Constructora Wörner de Temuco, se proyectaron para ser eficientes y en la práctica casi no necesitan calefacción; el ahorro estimado en un período de 30 años (equivalente al período de un crédito hipotecario) es equivalente al valor de compra, es decir, la casa se pagó sola.

Last modified on Viernes, 14 Octubre 2016

Nuestra Empresa

El Industrial es el primer y único periódico minero industrial de Chile que llega transversalmente a todo el personal en faena desde Rancagua hasta Calama. Nuestro objetivo es llegar a quienes, por trabajar en lugares lejanos a los centros poblados, no reciben información escrita sobre noticias, servicios y productos.

Galería Eventos