wrapper

“Las expectativas para el 2017 y 2018 se presentan positivas, estimándose crecimientos de la producción de cobre de 4,3% y 3,4%, así como precios promedio de la libra de cobre de US$ 2,4 y 2,50, respectivamente”


U

Si bien los analistas proyectan mejores expectativas para la minería del cobre este 2017, coinciden en que uno de los factores más importantes para la revitalización de la industria minera a largo plazo – independiente de las variaciones del precio del mineral- es el trabajo por la mejora en la productividad.

La consecución de este objetivo implica lograr una mayor eficiencia en la gestión y optimización de costos en todos sus procesos, lo que va íntimamente ligado a la innovación, planteando que la aplicación de mejores tecnologías incidiría directamente en la obtención de una mayor producción de las mineras.

Enfatizan que también es fundamental mantener los niveles de exploración minera en el país, facilitando el desarrollo de nuevos proyectos, o bien, reactivar algunos proyectos de inversión que se encuentran detenidos por la mala situación financiera, todo hacia la meta de volver a recuperar la competitividad en el mercado.

En esta oportunidad, Periódico El Industrial conversó con Carlos Urenda, gerente general del Consejo Minero, sobre las razones de la disminución de la producción nacional, el impacto de la caída del precio del cobre y los factores claves para lograr la revitalización de la industria.


¿Qué factores influyeron en la caída de la producción de cobre en Chile en 2016 y qué se puede hacer al respecto?

La producción de cobre en Chile disminuyó en un 3,9% en 2016, quedando en 5,55 millones de toneladas. Contribuyeron factores geológicos como el agotamiento y las leyes decrecientes de los minerales, así como su mayor dureza y profundidad. Es muy difícil hacer frente directamente a estas causas, pero la aplicación de mejores tecnologías y de innovación resulta fundamental para compensar en algo estos retrocesos. También es clave mantener los niveles de exploración minera en el país, así como facilitar el desarrollo de nuevos proyectos mineros, lo que muchas veces constituye una tarea titánica.

También hubo una explicación en factores que suspenden la continuidad operacional de las faenas mineras. Creemos que los de origen laboral, por ejemplo, cuando se dan fuera del marco legal, no deben tolerarse. Más aún si perjudican a terceros no involucrados o si se recurre a la violencia. También están las suspensiones por causas climáticas, ante las cuales lo que se puede hacer es marginal.


¿Y la baja de productividad está influyendo en la menor producción?

Tiene impacto. Existe un problema de productividad tanto del capital como del trabajo. En promedio los trabajadores están procesando menor cantidad de material que años atrás. Pero independiente de las responsabilidades directas, mejorar la productividad es tarea de todos. Como Consejo Minero trabajaremos duro este año para implementar las lecciones aprendidas del estudio sobre productividad minera que ha liderado la Comisión Nacional de Productividad, y en el cual nosotros hemos colaborado.


¿Cómo ha impactado la caída de los precios del cobre?

Si a la caída de un 3,9% de la producción de cobre el año pasado, agregamos el descenso de su precio promedio de US$ 2,5 (2015) a US$ 2,2 (2016), entre otras cosas, tenemos una caída en el monto de sus exportaciones. Esta cantidad viene cayendo por quinto año consecutivo.

Si a todo lo anterior agregamos que los costos de producción, a pesar de todos los esfuerzos de la industria, siguen siendo altos, tenemos un impacto negativo en las utilidades de las empresas.


¿Cómo influye este cuadro en el desarrollo de nuevas inversiones?

La rebaja significativa de la cartera estimada de inversión ya la habíamos asumido hace dos años. Aún podemos ver proyectos en ejecución por 15 mil millones de dólares y en evaluación por 37 mil millones, lo que es una buena noticia dentro del escenario que vivimos el año pasado.

Debe tenerse cuidado con algunos proyectos de ley que han ido marcando la agenda minera y pueden afectar cómo ven los inversionistas al país, así como deteriorar más nuestra competitividad.

La buena noticia es que para 2017 y 2018 se estiman crecimientos de la producción de cobre de 4,3% y 3,4%, así como precios promedio de la libra de cobre de US$ 2,4 y 2,50, respectivamente. Si se logra además mantener acotados los costos de producción, es esperable pensar que el aporte de las empresas mineras a los ingresos fiscales remontará de manera importante en el futuro próximo.


¿Qué otros factores estima que favorecerían la revitalización de la industria?

Hay otros, pero me gustaría destacar dentro del trabajo realizado el año pasado el trabajado de manera conjunta y colaborativa con distintos sectores del país, tanto público como privado, en distintas iniciativas en pos del desarrollo de la minería. Este trabajo colaborativo entre distintos sectores es fundamental para enfrentar los desafíos que tiene la industria y los desafíos que tiene Chile como país para mantenerse en las grandes ligas de la minería y no perder terreno frente a otros competidores que crecen con fuerza.

Related items

Nuestra Empresa

El Industrial es el primer y único periódico minero industrial de Chile que llega transversalmente a todo el personal en faena desde Rancagua hasta Calama. Nuestro objetivo es llegar a quienes, por trabajar en lugares lejanos a los centros poblados, no reciben información escrita sobre noticias, servicios y productos.

Galería Eventos